El conjunto de la Lluera está compuesto por dos abrigos ubicados a la orilla del río Nalón, en las cercanías de San Juan de Priorio (Oviedo). Componen el sitio con arte exterior paleolítico más importante de la región cantábrica.

Las representaciones gráficas del abrigo principal o Lluera I fueron descubiertas en 1979 por el grupo Polifemo y su estudio se incluyó dentro del proyecto de investigaciones arqueológicas del Nalón medio. Es una pequeña covacha con planta en forma de herradura y dos bocas que conducen a sendas galerías paralelas, unidas por un paso transversal a ambas en su sector más profundo. La totalidad de las representaciones gráficas de la Lluera I se concentran en las dos paredes de la galería oeste, alcanzando su distribución hasta el límite de penumbra.

La pared izquierda contiene varios paneles: un caballo aislado grabado en la entrada y a continuación un complejo panel de confusos grabados, entre los que se distinguen varias ciervas, un uro, dos caballos y una cabra. Por encima del mismo se desarrolla un extenso dispositivo gráfico sobre una cornisa, que alcanza hasta la línea del techo. En el avance hacia el interior, la pared se incurva formando una hornacina cóncava donde se conserva la composición más destacada del conjunto: es la llamada Gran Hornacina, en la que destacan cuatro imponentes figuras de uro en perfil izquierdo, que se organizan a partir de unas líneas de fuga oblicuas sugeridas por las formas naturales de la pared. El panel se completa con varias figuras de cierva, expresivas y dinámicas, un caballo, y a su derecha, dos bisontes.

La pared derecha de la galería es un complejo laberinto de líneas dividida en tres paneles en el que mayoritariamente se identifican ciervas, cuyo tamaño va disminuyendo desde el panel exterior hacia el límite de penumbra, en un aparente trasiego donde las figuras se entrecruzan con distinta lateralidad, izquierda o derecha.

El segundo abrigo del conjunto o Lluera II fue identificado en 1980 por dos miembros del grupo de investigación de la Lluera I. Es una pequeña abertura en el frente calizo, donde se grabó un conjunto de motivos triangulares, acompañados de al menos una cierva.

La excavación arqueológica de ambos abrigos confirma una ocupación paleolítica de época solutrense, cronología arqueológica totalmente coherente con los criterios estilísticos de su arte, dentro de lo que se ha denominado segundo horizonte gráfico del Nalón. La práctica totalidad de las figuras fueron grabadas con profundos surcos modelados en su borde, lo que redunda en una destacada sensación volumétrica.

En el arte paleolítico exterior del Nalón destacan sobre todo su unidad temática, técnica y estilística, los fuertes convencionalismos y la economía de líneas en sus sorprendentes representaciones gráficas.

Horarios:

  • Abierto del 31 de julio al 19 de septiembre.
  • Cerrado lunes y martes.
  • Atención telefónica: de miércoles a domingo, de 15:00 a 17:00 h.
  • Grupos restringidos. Es imprescindible la reserva telefónica previa.
  • Teléfono: 674800385

Tarifas:

  • General: 3,13 €
  • Reducida: 1,62 € (niños de 7 a 12 años, mayores de 65 años, Familia Numerosa y Carné Joven).

Observaciones:

  • Acceso infantil a partir de 7 años.
  • Se desaconseja la visita a personas con dificultades de visión o movilidad.
  • Se recomienda el uso de ropa de abrigo y calzado adecuado.

Acceso:

  • Se recomienda el acceso peatonal desde la iglesia de San Juan de Priorio, donde se puede dejar el coche, ya que no hay aparcamiento disponible en las proximidades de la cueva. Desde la iglesia hay que dirigirse al caserío de San Juan y atravesar el pueblo. Al final del mismo un sendero descendente sobre el río Nalón y en paralelo a su curso, conduce a la finca desde la que se accede a los abrigos. El trayecto peatonal desde la iglesia hasta la cueva, de unos 2 km, se puede recorrer en apenas 25 minutos.