Igual qu’El Pozu’l Ramu, La Cuevona fai parte de les cavidaes de la moría d’Ardines (Ribeseya). Asítiase nun nivel penriba del d’El Pozu’l Ramu, ensin comunicación ente elles.

La entrada queda a metá de la faldera de la moría, mirando pal noreste, y pa llegar a ella púnxose una escalera de 300 pasos. La cueva ta formada por una galería curtia de malpenes 60 metros de llargor que lleva a una sala de planta llixeramente circular, con más de 50 metros d’altor máximu y un cientu de metros de diámetru. En techu ábrese un güecu que comunica col esterior y que permite la entrada de lluz natural nesti gran espaciu interior. La zona más fonda comunica al traviés d’un pasu estrechu col cursu del ríu San Miguel.

Les primeres noticies espublizaes sobre La Cuevona daten de 1869, y cítenla abondo viaxeros, xeólogos y naturalistes, por cuenta de la so singularidá, guapura y espectacularidá. D’ello dan cuenta les descripciones realizaes pol xeógrafu  Manuel de Foronda y Aguilera o el xeólogu y inxenieru de mines Gabriel Puig y Larraz.

Les primeres prospecciones arqueolóxiques na cueva fáenles Juan de Dios de la Rada y Delgado y Juan Arturo de Malibrán y Autet en 1870, como parte d’una comisión científica que llegó a Asturies pa pañar oxetos arqueolóxicos que pudieren formar parte de la colección del Muséu Arqueolóxicu Nacional. Pocos años más tarde l’inxenieru Justo del Castillo y Quintana fai una segunda excavación, que permite documentar restos d’un importante concheru, que relaciona coles ocupaciones prehistóriques de la cueva. Yá a primeros del sieglu XX reconozla   Eduardo Hernández-Pacheco y Estevan en 1912, y excávenla él y Paul Wernert en 1915; también el Conde de la Vega del Sella y Hugo Obermaier en 1916, aludiendo en dambos casos a la esistencia d’un depósitu arqueolóxicu del Magdaleniense inferior.

En 1982 localícense nel esterior de la cueva dos conxuntos de trazos lliniales grabaos, a los que s’asigna una posible cronoloxía paleolítica, relacionándolos con motivos asemeyaos qu’apaecen n’otres cueves del oriente d’Asturies como El Cuetu la Mina, Samoreli o El Covarón. Más de recién documentáronse dalgunes manches y trazos de pintura colorao nel interior de la cavidá.

 

Visites:

  • Abierta de febreru a diciembre.
  • Zarrao llunes y martes. Atención al públicu de miércoles a domingu.

 

Observaciones:

  • P’acceder a la cueva fai falta subir per un percorríu escalonáu de 300 pasos.
  • Desaconséyase la visita a persones con dificultades pa ver o movese.
  • Encamiéntase usar ropa abrigao y calzáu afayadizo.
  • Nun se dexa l'accesu a la cueva con animales.

 

Más información: